viernes, 7 de octubre de 2011

Pese a lo evidente, las personas terminan cayendo

Un muy corto post: navegando en sitios de videojuegos, trucos, etc., me topé con un par de situaciones que quiero destacar. Se trata de una sencilla modalidad de ataque basada en el engaño, que imagino debe ser muy 'exitosa' dado el público objetivo en donde la hallé: un sitio sobre videojuegos, es decir, para adolescentes y niños.
Al hacer clic en una noticia que me pareció interesante, el sitio web me lanzó esta ventana:



Claramente se trata de un engaño en el que, a partir del API (receta) de Facebook, crean un supuesto 'Control de seguridad' de dicha red social para seguir hacia el contenido. En realidad es una autorización para instalar alguna clase de aplicación que toma control o inyecta algún tipo de código desde el sitio web contaminado hacia el PC.





Mientras tomaba la captura de pantalla, pensando en este post, el sistema de manera 'inteligente' cambió este supuesto control de seguridad por otra ventana emergente:
La nueva ventana ahora me invitaba a que le dejara instalar una aplicación de FB llamada 'Gta', la cual, como ven, no tiene ninguna explicación o detalle de qué permisos o autorizaciones va a tener sobre el perfil de Facebook del usuario.
Es importante recordar que al autorizar, aceptar, compartir, permitir, agregar, y todo verbo que sea de permiso que nos aparezca en Internet, debemos leerlo, analizarlo y SIEMPRE desconfiar antes de dar el clic definitivo. 

¿Han visto ustedes casos similares? Gracias por opinar!

martes, 4 de octubre de 2011

Con las manos puestas en el Optimus 3D

Debo confesar que normalmente mi 'descrestómetro' está muy bien afinado y muy pocas veces se altera ante las novedades que constantemente se presentan en la industria de tecnología. Sin embargo, ante un juguete como el Optimus 3D, es muy difícil no emocionarse.

El teléfono, de la gama alta de LG, reúne en un mismo dispositivo varias funcionalidades que, personalmente, me atraen de un móvil: tamaño y diseño, que lo hacen elegante, sólido al tacto, algo pesado, si se quiere, pero con gran pantalla (4,3 pulgadas). Ello, sumado a la gran calidad gráfica del monitor, lo convierten en un aliado íntimo para el entretenimiento en alta definición. 

Incluye Android (Froyo), que con su procesador de doble núcleo, opera con especial eficiencia y velocidad. Ojalá lancen pronto la actualización a Gingerbread. 

Además de las características casi que de base de esta gama de equipos (Wi-Fi. GPS, Bluetooth, Full HD, etc.), este equipo no esconde su principal característica: el 3D. Dicha funcionalidad se puede activar mediante un botón lateral, o desde el menú de aplicaciones, en donde encontrará un panel dedicado exclusivamente al menú de funciones, aplicaciones y juegos en tercera dimensión.

Al principio, la reacción suya y de quienes presencien el 3D de este Optimus será de desconcierto y sorpresa, pues no se requiere de gafas especiales para apreciar el contenido que, valga aclararlo, es de gran calidad y nitidez. Obviamente, es posible que experimente cansancio visual y algo de mareo al principio, pero, por experiencia se los digo, termina uno acostumbrándose.

Vale la pena destacar que el teléfono no sólo reproduce contenidos de video y fotos en 3D, sino que está en capacidad de capturarlos también, una experiencia realmente emocionante. Para ello cuenta con dos cámaras de 5 megapíxeles de resolución en la parte posterior (en la parte frontal también tiene otra para videollamadas) que se encargan de capturar las imágenes en ángulos distintos para luego mezclarlas. 

Insisto que esta funcionalidad es una de las más descrestantes. Amigos y familiares quedarán gratamente sorprendidos ante las fotos y videos, suyos, en 3D, gracias al impresionante efecto de profundidad, bien logrado y especialmente iluminado que logra capturar este teléfono. 

No se si el 3D vaya a posicionarse como una tendencia sólida en el entretenimiento. Con seguridad existirán momentos en los que experimentar dicha sensación en cierto tipos de contenidos será una opción altamente demandada por los usuarios. De hecho este Optimus 3D viene con cables HDMI listos para conectar al dispositivo con televisores 3D, desde donde se disfruta mejor las fotos y videos logradas con el efecto. 

Mi única queja tiene que ver con la batería. La duración es poca para tanta emoción. De resto, podría decir que el Optimus 3D puede ser el complemento perfecto para todo geek que quiera sentir que tiene en su bolsillo un pedacito del futuro.

Acá les dejo un video de LG España donde explican un poco sobre la tecnología interna de comunicaciones de datos del equipo, otra de las partes que hacen 'magia' en el Optimus 3D. Apenas haga mi video, lo subo:



martes, 19 de julio de 2011

Los misterios bancarios...

Necesitaba descargarme, quejarme, lloriquear. Y recordé que tengo blog...

Hoy reclamé el cheque de la liquidación de mi anterior empleo. Con el papel aquel, que poseía (por que las conté) cuatro firmas, un sello seco, marca de agua, verificaciones varias e impresión especial en relieve del monto, entre otros adornos, me dirigí al banco que aparecía al frente: Banco de Bogotá...

Banco reconocido por sus vastas inversiones publicitarias, algunas de ellas no tan afortunadas como la más reciente en donde nos proponen que les ayudemos a inventar el verbo 'banquear'...




Muy queridas, las señoras del banco me recibieron el cheque, la cédula, me lo hicieron firmar, teléfono, huella digital, otra firma, etc. Todo, dentro de lo que recordaba de canjear un cheque, normal. Excepto por un "hágase a un lado, ya lo llamo cuando me 'confirmen' el cheque". "¿Y eso es qué?", le pregunté. "Confirmarlo es llamar al que emitió el cheque para verificar que podemos pagarlo"... me respondió la muchacha.

Bello. El banco debe llamar al que emitió al cheque para 'confirmar' que evidentemente lo giró. Claro, como eran las 12:30, las señoras de personal de la empresa para la que trabajaba, obviamente, estaban almorzando. A las 2:30 p.m. mi genio ya estaba al borde de la ira suicida.

También recordé que el malgenio del cliente produce un aletargamiento sistemático en las niñas de atención y caja... quienes con mirada baja a medio párpado hicieron aún más larga mi espera. Obvio, jamás criticaría su condición. Atender, a iracundos como yo, no debe ser el mejor trabajo del mundo.

El tema es el sistema. Y siento que se me sale el Tano... ¿Para qué carajos me dan un cheque, lleno de sellos, firmas, etc., que al final debe ser 'confirmado' por teléfono? Digo, si la excusa es que estamos en un país donde el robo por falsificación es común, entonces no se molesten en darme el estúpido cheque. Sencillamente, cuando esté listo el pago, voy al banco, doy mi cédula, nombre de la empresa que me paga y ellos llaman a 'confirmar' y listo!! Nos evitamos los cheques.

Es un gran misterio que nuestro sistema bancario anteponga la eficiencia de un país y una sociedad que requiere de celeridad para hacer transacciones, y las deje en manos de personas que a su vez anteponen, como es lógico, sus necesidades humanas básicas antes de darle curso a todo.

Señores Banco de Bogotá: hoy me inscribí con sangre en su campaña de 'banquear'. Hoy calenté con mi trasero una de sus 'bancas' durante dos horas, a la espera de que un cheque fuera confirmado por teléfono antes de que me lo pagaran. Muchas gracias.

lunes, 18 de julio de 2011

Una mirada al Samsung Galaxy SII

Siempre he criticado de los teléfonos Android que conozco la lentitud con que operan. Salvo los Sony Ericsson Xperia, que se comportan con eficiencia, en las demás marcas no había encontrado un modelo veloz y sólido. Hasta ahora.

Este equipo de la coreana Samsung me impresionó gratamente. No sólo tiene un diseño especial (liviano, amplio, sólido), sino que posee una gran pantalla luminosa y de muy alta calidad (4.3 pulgadas con tecnología AmoLed). En la era de la conectividad 7X24, la banda ancha móvil y la multimedia, esto es algo muy valioso. La operación de Android es muy veloz y eficiente.

A continuación, un corto video que hice. Ojo a una de las funcionalidades al final:
video

Para los que quieran ver las especificaciones completas del equipo, acá les dejo un enlace: http://www.samsung.com/global/microsite/galaxys2/html/

Gracias por leernos!


jueves, 9 de junio de 2011

El chinomático, el error y la doble moral del troleo

Bien sabido es eso de que la administración de los canales de redes sociales no es algo que se deba dejar en manos de cualquiera. En mi experiencia me he topado varias veces con el famoso 'chinomático' que se encarga de 'hablar' a nombre de una marca o empresa en Twitter, FB, etc., por la comodidad del bajo costo que supone, para el avispao empresario, contar con un recurso barato al frente de la tarea.

El chinomático es el famoso estudiante en prácticas (en el mejor de los casos), pero puede tener otras combinaciones desastrosas: el analista de sistemas, el sobrino del dueño, el "chino inteligente pa' sistemas de la cuadra", en fin.

Esta semana tuvimos un caso más de 'chinomatiquismo': en el canal oficial de Cine Colombia se habló de 'Julia Roberto' y 'To Hans' como los protagonistas de una película en cartelera. La verdad, más allá del error, y revisando con calma el timeline de esa cuenta, el tema es más de fondo: trinos en mayúsculas sostenidas, con descripciones cantinflescas de las películas, etc., reflejan el perfil de la persona detrás de ese canal.
Y claro, la troleada no se hizo esperar. Hasta trending topic se volvió el #cinecolombiastyle. Pese a todo, en un atisbo fugaz de sensatez, el chinomático reaccionó (ojalá hubiese sido más rápido, pues el error se trinó el 1 de junio y el 9 de junio se destapó la troleada), se disculpó y de manera gallarda no borró el trino con el nefasto mensaje.

Un impase más de los que seguiremos viendo con seguridad en Twitter. Personalmente algunos trinos de la troleada me sacaron risas. Sin embargo, me queda el sinsabor de la sevicia de algunos perfiles con el tema. Lo chistoso pasa, lo grosero y agresivo debería evitarse. Incluso vi a muchos troleando que, en ocasiones anteriores, he visto literalmente llorando tras ser víctimas de troleo.

Si usted, como comunity manager, cometiera un error de estos, ¿cómo lo enmendaría? ¿cuál es la mejor manera de reaccionar? Que comience la sana discusión.... Gracias por leernos.

miércoles, 1 de junio de 2011

Y me clonaron la tarjeta...

Para una persona como yo, que raya en la paranoia con el tema de la seguridad informática personal, este hecho produce una gran frustración. ¿Cómo fue? ¿En qué sitio? ¿Habré fallado?

No permito que otras personas usen mis tarjetas. No las desamparo. Es más, no las cargo conmigo, sino que permanecen en un lugar seguro, protegido físicamente en casa. Cuando las uso no las pierdo de vista, apenas el dependiente efectúa la transacción las pido de vuelta con insistencia casi grosera.

Desarrollé incluso una metodología para digitar las claves en los teclados de los datáfonos y cajeros a dos manos cubriendo todo el teclado (tengo manos bastante grandes) casi sin mover los dedos, para evitar que una cámara oculta o una persona cercana logre adivinar los cuatro dígitos. Prefiero caminar o manejar lo que sea, antes que usar un cajero callejero. Me gusta usar siempre los de almacenes de cadena o centros comerciales. Reviso los lectores de las tarjetas para ver que no hayan lectores dobles, etc.

Acá hay un video de cómo opera una de las modalidades de clonación y cómo, al tapar correctamente el teclado, las cosas no son tan fáciles para los ladrones:



Pero pese a todo esto soy una víctima más del robo y clonación de tarjetas de crédito en Colombia. Dos compras hechas en Medellín por un valor que prefiero no recordar, se hicieron a mis espaldas, sin mi permiso. Es más, fue el propio banco el que me llamó a informarme y a alertarme de este hecho. Bien por ellos. Ojalá el resto del proceso de reclamación y restitución de los dineros sea igual de diligente.

Ahora me encuentro en el proceso de denuncia ante las autoridades y siguiendo los protocolos internos del banco para determinar el origen del delito (es decir, cómo hicieron para clonarme la tarjeta). Los mantendré informados de los avances y el final de esta novela que muchos viven a diario y que hoy me tocó protagonizar a mi.

miércoles, 13 de abril de 2011

Mi opinión sobre la Ley Lleras....

Reitero, es mi humilde opinión. Soy y seré siempre defensor de las libertades atadas al uso de la Red. Criticaré y atacaré con vehemencia todo lo que vaya en contra... como por ejemplo eso de los 'planes ilimitados de banda ancha móvil', que no tienen nada de 'ilimitados' y mucho menos de 'banda ancha'.... aunque esto será motivo de otro post.

En el caso de la Ley Lleras también tengo 'peros'. No obstante, me desmarco de las posturas apocalípticas de que "nos van a espiar" o a "mandar a todos a la cárcel". Desgastarnos y enfocar el esfuerzo de protesta en discusiones de quinceañeros paranoicos es tonto. Para la Ley (y la lógica) las cosas son así: ¿descarga usted contenidos protegidos por normas de derechos de autor? Entonces es pirata. Punto. Sin términos medios o interpretaciones.

Es ridículo interponer argumentos de libertad de expresión o libre acceso al conocimiento ante el interés de una persona o empresa por cobrar o querer ganar plata por algo que creó. Si una empresa o persona quiere recibir plata por el libro, película, canción o software que inventó, está en su derecho. ¿Le interesa? Pague. ¿No le interesa? Ok, es su opción. Como es la de ellos cobrar y querer proteger su obra con leyes de derechos de autor.

Estamos todos grandecitos para explicar cómo funciona esto o conceptos como los de creative commons (que por ningún lado habla de regalar para que otros cobren y se lucren con la obra de terceros). Existen otras miles y millones de opciones de películas, libros, canciones, software, etc., que no exigen pago por su uso, consumo e intercambio. ¿No quiere pagar? Perfecto! busque opciones legales que no cobran, pero no robe a otros que están en su derecho de querer ganar.

De eso se trata la Ley Lleras. De evitar que personas o empresas se lucren por la venta de material ilegal a través de Internet. Ahora bien, pueden estar tranquilos los que descargan películas, programas y canciones piratas. Lo podrán seguir haciendo. El objeto de la norma no es el usuario final, sino los operadores o prestadores de servicios de Internet. Por eso los que deben preocuparse son aquellos que acopian grandes cantidades de dicho material delictivo y, peor aún, que se lucran de ello.

Ahora sí, mis 'peros': no estoy de acuerdo que un aparato judicial como el nuestro, anquilosado y atrasado (nuestra rama judicial debe tener el mismo nivel tecnológico que cualquier país africano), se encargue de la correcta aplicación de justicia en temas digitales.

Personalmente creo que nos enfrentaremos a muchos problemas de aplicabilidad y funcionalidad de la norma. Por ejemplo, escuché en radio que es posible que en la calle nos pidan 'papeles que certifiquen' la legalidad del celular que llevamos, gracias a la nueva norma de control de celulares robados... increíble. ¿Acaso esperan que llevemos la factura laminada en la billetera?

A ese tipo de cosas nos podemos enfrentar en el caso de la Ley Lleras. Otra razón para preocuparme es por su costo que, sin duda, se lo traspasarán a los usuarios... a nosotros. Investigar las denuncias sobre repositorios de piratería, ordenar investigaciones y análisis técnicos, etc., requerirá de tiempo y dinero por parte de los operadores y, por la historia que conocemos, ese dinero no lo van a pagar las empresas de telecomunicaciones.

Elevar el costo total de uso de las telecomunicaciones en Colombia, en un momento de crecimiento vigoroso, es pegarse un tiro en el pie.

Hasta el momento, no veo en esa norma un ataque contra las libertades de los usuarios de a pie. Veo una puesta en cintura, con argumentación legal, contra quienes se lucran de la piratería. Eso pasa y seguirá pasando acá y en todo el mundo. Lo que no veo viable es que un sistema judicial rebosado, que no puede con lo que debe, esté en condiciones de hacer cumplir una norma en un campo que desconoce. Y que eso, además, nos vaya a costar más dinero a nosotros los usuarios.

Que venga la discusión abierta y sana. Gracias por leernos!

miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Existen los expertos en social media?

Antes que nada advierto: si cree que va a encontrar en este post burlas o ataques contra alguien puntualmente, siento desanimarlo. Tampoco espero que halle argumentos para hacerlo. Por eso omitiré, por primera vez en un post, los enlaces, para evitar suspicacias.

Realmente no me interesa polemizar de manera negativa, aunque por lo general mis opiniones son directas, frías y sin adornos, partiendo siempre del respeto por el pensamiento de los demás. Por ello, lo primero que debo decir es que me gustaría que existieran los expertos en redes sociales o social media. Lastimosamente no es así.

A diferencia de una ciencia de la salud, la ingeniería o de un oficio manual (pilotar un avión, por ejemplo), en donde existen teorías base, conocimiento secuencial producto de la experimentación, en el caso de las redes sociales no existe tal desarrollo evolutivo. Por ende, no se puede hablar de 'gente experta' en sentido estricto.

En un ecosistema en el que el insumo principal es la condición humana (válgame Dios!), enmarcada en herramientas variadas y cambiantes, con características como la inestabilidad y la arritmia para evolucionar y sostenerse, no pueden existir expertos.

Para calificarse como 'experto en algo' se requiere, entre otras cosas, de la habilidad para prever y pronosticar la solución y/o respuesta a una problemática o reto. Y esto, en el caso de las redes sociales, es virtualmente imposible lograrlo.

¿O acaso alguno de los que 'experimentamos' con esto del social media puede garantizar el resultado de alguna estrategia o campaña? No. Acá estamos frente a un torbellino en el que soltamos una cometa... a veces vuela, se sostiene. Otras (muchas) se va a pique, pese a que la construyamos igualito que el vecino exitoso.

Y eso es parte de lo emocionante de esta revolución. Estoy seguro que seremos la burla de nuestros nietos. Así como hoy nos reímos de la anécdota del tatarabuelo que usó el teléfono por primera vez y fue hasta la casa de su receptor para confirmar que haya recibido el mensaje, nuestra descendencia verá con mofa muchas de las cosas que hoy nos parecen normales en el uso y aplicación que le estamos dando a las redes sociales.

Insisto, este post no se trata de burlarse de nadie. Cuando me topo con personajes que se autoproclaman como 'expertos' o 'estrategas' en estas lides del 2.0, no me producen molestia, ni burla (bueno, a veces trino chistecitos al respecto). Hacen parte de mi observación diaria de este fenómeno. Igual entiendo y respeto que todos tenemos necesidad de ganarnos la vida. Es más, confieso que gracias a algunos de estos 'artistas', he tenido oportunidades de negocio al mejor estilo de 'lavabaños 2.0' que llega a limpiar sus gracias.

En nuestros días, los que consideramos 'expertos' son aquellos que han tenido un interesante golpe de suerte: el que administró la campaña de un presidente en redes sociales; el que se volvió personaje gracias a un viral; aquel que logró enfrentarse a una gran corporación a través de social media; otro que se tropezó con un modelo óptimo de negocio que el resto de la comunidad adoptó como propio, y uno más por ahí que tiene estilo para administrar a los seguidores de una marca cualquiera, etc. Hasta ahí.

Chispazos. Interesantes de analizar, pero sólo eso... momentos fugaces.

Por lo pronto, lo que queda es correr al lado de la puerta de este tren sin desfallecer. Nada es fijo. Ayer era 'cool' inventarse personajes para viralizar marcas y productos, creando cuentas de apoyo para dinamizar. Hoy crucifican al tipo que dijo que iba a regalar su casa, por la evidente farsa detrás. Hace seis meses, yo hubiese comprado esa idea.

Ayer tener un canal de Twitter o una página en FB con miles de followers y fans, y ojalá con una aplicación o juego, era el objetivo. Hoy, el nivel de 'influencia' es lo que manda. ¿Cómo se mide eso?... sigamos experimentando.

Tratar de estar un paso adelante, atento de las tendencias, experimentándolas, podría ser un ejercicio recomendable. Claramente, tener un sentido fuerte del desprendimiento y actitud de aprendizaje, son las mejores armas.

Y lo repito en serio: ojalá existieran los expertos en social media para aprender de ellos...

viernes, 4 de febrero de 2011

Un transexual en la portada de una revista para hombres

Un corto post para comentar un tema que con seguridad será comidilla de muchos por estos días: el desnudo en Soho de un conocido transgenerista, Endry Cardeño, conocido popularmente como Laisa por su papel en la novela Los Reyes, de gran fama y renombre (virtud que desde hace rato perdieron esos productos de la TV nacional).

Claramente el caso no se trata de atacar o no a la comunidad homosexual. El activismo de esta porción de la población ha permitido hacerse un espacio en una sociedad como la nuestra, logrando cosas como, por ejemplo, la igualdad de derechos civiles y patrimoniales, algo que en mi opinión personal era justo. No obstante, creo que faltan muchas generaciones para que exista un consenso de aceptación generalizada de la diversidad sexual en Colombia, que nos acerque a otros países más tolerantes.

Ahora, que una revista descrita a sí misma como 'Sólo para Hombres' (de ahí su nombre) decida con un alto grado de irreverencia darle la portada a un transgenerista, creo que no es una jugada del todo inteligente y mucho menos leal con su audiencia.

Si el interés de los propietarios y directivas de la revista es 'hacer ruido', con seguridad lo van a lograr. Es decir, si la fácil era poner a la marca Soho a retumbar acá en Colombia y todo el mudo, claramente lo lograrán.

Confieso que soy admirador de Soho. Su esmero inicial por incluir siempre grandes 'plumas' del periodismo, sumado al de incubar a otro tanto de talentos jóvenes del periodismo y la literatura, me hicieron asiduo a sus contenidos. Claro, la belleza y la piel femenina que tanto abundan también me amalgamaron a sus páginas gráficas, las cuales son ese maridaje perfecto para las buenas crónicas, reportajes y humor del producto.

En suma, es una gran revista para hombres. O lo era. Si yo, como carnívoro consumado, hago el esfuerzo de entrar a un buen restaurante de la categoría, para pedir un gran y jugoso trozo de punta de anca argentina o uruguaya término medio, lo menos que espero es que el mesero me traiga un helado de fresa.

Pago por algo que quiero, atado a mi condición y mis gustos. Y eso quiero recibir. Respeto a la comunidad gay, transgenerista. Comprendo su lucha. Pero también exijo respeto a mi condición. Si mi intención fuera deleitarme con travestis desnudos, con seguridad no me suscribo a Soho sino a otro tipo de producto apropiado.

Ojo, el tema tampoco es de libertad de expresión. Yo he sido defensor de Soho y sus 'locuras'. Estuve en la marcha de apoyo cuando el caso de la portada de la Azcárate y su parodia de la crucifixión; apoyé la iniciativa de tener a Yidis Medina 'al desnudo' como parte de revelar una cara distinta de este personaje vapuleado por 'amigos' y enemigos.

Pero en este caso, del transexual, siento que los de Soho prefirieron romper el trato con sus leales fans para lograr el objetivo del escándalo a costa de lo que sea.

Todo esto, lastimosamente, puede ser muestra de la fatiga del estilo del producto. Yo confío en que los profesionales detrás de la revista encontrarán mejores formas de evolucionar a Soho. Ojalá que esto del transexual en la portada (contra quien no tengo nada, de hecho me pareció un buen actor en su papel en los Reyes), se convierta en historia pronto y les permita ver que nunca se debe deshonrar el compromiso y lealtad de un medio con su audiencia, máxime cuando es tan vertical y perfilado como una revista masculina.

La idea es debatir con respeto. Argumentos y opiniones, serán muy bien recibidos.

miércoles, 26 de enero de 2011

Mis favoritas de Android (en constante actualización)


Poca carreta y al punto: este post se irá actualizando seguido, a medida que vaya encontrando aplicaciones nuevas que merezcan ser mencionadas y recomendadas. Perdonarán el atrevimiento, pues no haré una calificación basado en conceptos técnicos o en detalles de ingeniería: tan sólo postearé apps que desde mi humilde perspectiva de usuario normalito, ofrezcan una utilidad interesante.

También trataré de no mencionar apps famosas o que se mencionan en muchos sitios, sino aquellas mas bien desconocidas. Y claro, todas gratis.

Todas las apps acá mencionadas están disponibles en el Market. Arrancamos.

Barcode Generator. (Utilidad) Permite convertir direcciones URL, direcciones de correo, textos planos, contactos, SMS, números de teléfono y hasta direcciones de red WiFi en código de barras (de los cuadrados) para compartirlos luego en cualquier medio (publicarlos en un blog, ponerlos en la firma de correo, en un impreso, etc.). Para leer este tipo de códigos se debe descargar una app como Barcode Scanner. Lo interesante es que dependiendo el tipo de información que tenga el código, se activa el programa compatible, por ej: si es una URL, al escanearlo se abre el navegador.

Easy Tether (Utilidad). Es la respuesta a la típica pregunta: "¿Puedo usar mi teléfono como módem 3G?" Se debe instalar en el teléfono y en el computador (tranquilo que la aplicación del celular se encarga de instalar lo necesario en su Windows, Mac o Ubuntu). Se requiere el cable de datos (USB) del teléfono para conectarlo al PC y usar así el plan de datos en el equipo. Cuando investigué por este tipo de app, descubrí que existen muchas pero requieren de hacerle 'ROOT' al teléfono, procedimiento jarto y que requiere de cierto conocimiento extra. Easy Tether, no necesita esa vaina.

TuneIn Radio. (Multimedia) Algunos teléfonos, como mi Xperia X10, no poseen la funcionalidad de radio FM. Esta pequeña app le devuelve tan preciada capacidad, a través de radio en streaming, con la ventaja de que no sólo tendrá disponibles estaciones de radio colombianas, sino todas las que desee (y entienda) de prácticamente cualquier lugar del mundo. Utiliza el plan de datos de su teléfono. Y tiene un pequeño 'delay' (demora) de pocos segundos, respecto a lo que se está emitiendo en las emisoras.

WhatsApp. (Comunicaciones) Es de las famosas del momento. En palabras sencillas, hace lo mismo que el chat, PIN o messenger de Blackberry (sin pagar por ello). Posee las mismas funcionalidades de hecho (envío de fotos, videos, datos, emoticones, etc.) y, para mi gusto, incluso más eficientemente y rápido que en los BB. Otra cosa chévere: al instalarla, el programa analiza sus contactos y le enlista a todos aquellos que tengan WhatsApp instalada, de una, sin intercambio de pines, ni nada.

Waze. (GPS) Otra de las famositas. La pongo acá porque es de las que más uso. Mapas GPS completos de Bogotá (porfa si están otras ciudades me ayudan con sus comentarios), con navegación guiada por voz y la increíble funcionalidad de permitir posteos de novedades de tráfico (trancones, accidentes, retenes, etc.), hasta con foto si se quiere (que en el caso de Bogotá uno tranquilamente se puede bajar del carro a hacer fotos en medio del taco). Así se puede uno percartar de la situación de la ruta que se piensa tomar, de manera sencilla y amigable. Una joya para esta Bogotá de polisombras.

MP3 Music Donwload. (Música) Apps para descargar música hay muchas, pero esta en especial me parece sencilla y amigable. Permite buscar música por título de la 'tonada', el artista, el álbum, etc. Podrá escuchar en streaming la canción y meterlas en listas de favoritos, o, si el Sparrow que lleva por dentro se lo aconseja, bajarla a su celular. No sean piratas!

Sprite Mechanic. (Backup) No tiene que ver con bebidas. Se trata de una app que hace un respaldo de todas las aplicaciones que tenga instaladas en su teléfono, en un espacio dedicado de la microSD, para que cuando le toque, por alguna razón, devolver a la configuración inicial su celular o cambie de modelo, etc., pueda tener todas sus apps nuevamente sin tener que ir a buscarlas y descargarlas de nuevo.

2 Player Reactor. (Juego) Cuando se trata de jugar, para mi gusto, nada mejor que una consola, un TV de 40 pulgadas y un buen sistema de sonido 5:1. No obstante este sencillo jueguito (junto con los pájaros enojados), me cautivó. Se juega entre dos personas y ofrece pruebas de velocidad mental como sumas, adivinar capitales del mundo, parejas de objetos, entre muchas otras. Los jugadores deben presionar con agilidad su zona de la pantalla para ganar (o restar) puntos. Es repetitivo, pero muy entretenido para jugarlo con amigos o familiares poco afines con los gadgets.

Bambuser. (Multimedia) Otra famosa. Su promesa: permitir la transmisión de video en vivo desde la cámara del celular a Twitter (con su trino de alerta correspondiente y automático); Facebook, Blogger y Tumblr, entre otros servicios 2.0. La sensación de ser un reportero gráfico se eleva debido a que a medida que se va transmitiendo y narrando el video, usted verá cómo aumentan los viewers y hasta los mensajes que le llegan desde su audiencia.

Scan2PDF. (Utilidad) Esta app no la volví a encontrar en el Market. Permite capturar documentos (textos, libros, revistas, tarjetas de negocios, etc.) con la cámara del celular y convertirlos a PDF. Muy útil. Revisando encontré esta: CamScanner que sí está disponible y hace lo mismo.

Sus aportes, completamente bienvenidos!

lunes, 24 de enero de 2011

El periodismo es defendible... la injuria, no. El caso de Claudia López vs. Samper

Y vuelven los post no relacionados con tecnología. Sepan disculparme.

Ante tanta alharaca por el caso de Claudia López y su ya trillada demanda interpuesta por el expresidente Samper son muchas cosas las que se pueden decir. Máxime cuando la política se mezcla.

No obstante, en las bases puras del periodismo, y analizando el tema sin apasionamientos, queda claro que la demanda del Sr Samper tiene toda la cordura y asidero legal: la señora López insinuó asesinato en su columna sin tener pruebas y eso se llama calumnia. Así de claro.

Esto no se trata de si Samper recibió dineros del narcotráfico, si actuó en connivencia con criminales del Cartel de Cali, etc., etc. No vale el resentimiento o desprecio que se pueda (podamos) sentir por la figura del expresidente Samper y su doloroso paso por la Casa de Nariño.

Se trata de una discusión sobre la 'libertad de expresión' y en ese campo, claramente, la Sra López cometió una falta, que, además, contario a su interés venenoso, le insufla nuevos aires de victimización a Samper quien, hábil como lo conocemos todos, recoge el infantil error de López para seguir bajándole el volumen a lo grueso y elevando el tono de los 'ataques' que su figura recibe sin argumentación jurídica.

Periodismo no es decir lo que se viene en gana sin argumentos. Libertad de expresión no es denunciar delitos sin tener pruebas.

Personalmente me molesta ver en el canal de Twitter de López cómo se toma derechos que no le corresponden y dice: "Hoy mis derechos y los del periodismo pasaron al banquillo. Los defendimos con rigor, legalidad y dignidad". Señora López: lo que usted hizo no es periodismo. El periodismo bien hecho es defendible. La calumnia, no.

El periodismo que denuncia con argumentos, fuentes, datos, cifras y testimoniales de terceros, es infranqueable y hermético ante la censura y la mordaza que López invoca sin razón ni validez. Opinar con injuria y calumnia sólo resulta en demandas, tal y como le sucedió a esta Sra.

Hoy dijo en El Tiempo que "No me voy a retractar, mi columna era un recordatorio del proceso 8000 y el ingreso de dineros ilegales a la campaña del ex presidente Samper que es un hecho públicamente conocido y debatido y él no puede ahora con un manotazo judicial sellar la historia sobre su trayectoria". Claro y válido. Pero es que ese no es el sentido de la demanda. Sobre esos hechos no está demandando Samper. Lo que reclama es que López insinuó que él habría ordenado el asesinato de dos personas, entre esas la famosa Monita Retrechera, algo que sin pruebas se convierte en calumnia. Así de sencillo y claro.

A menos que factores políticos influyan, el fallo debe castigar ejemplarmente a López por calumniar. Así como lo dijo Samper. !Vea Claudia! Gracias a su infantil error, me puso a estar de acuerdo con Samper! Gran favor le hizo Ud a semejante personaje.